Conocimiento del universo·Geografía

Lecciones formales de geografía y mapas

“Un verdadero conocimiento de la Geografía abarca a la vez un conocimiento de la tierra y de las moradas del hombre que habita en ella; extiende una mano a la historia y la otra a la geología y a la fisiología: es solo en esa parte del dominio del conocimiento donde se encuentran los estudiantes de ciencias físicas o morales. Permítanme comprender una vez la geografía real de un país, su estructura orgánica si puedo llamarla así; la forma de su esqueleto, es decir, de sus colinas; la magnitud, el curso de sus venas y arterias, es decir, de sus arroyos y ríos; permítanme concebirlo como un todo compuesto de partes conectadas; y así, la posición de las viviendas del hombre, visto en referencia a estas partes, se vuelve a la vez fácil de recordar y, además, viva e inteligible “. Thomas Arnold

En la propuesta de la Srta. Mason para el abordaje de esta asignatura se puede observar la progresión de sus lecciones y especialmente la implementación de los mapas, desde una introducción básica acerca de estos (qué es un mapa y cómo leerlo), hasta el estudio detallado de los mapas del mundo a través de preguntas, y haciendo mapas de memoria en años más avanzados.

Una vez el niño ha desarrollado su experiencia con los planos y recreado mapas rudimentarios en la arena y otras superficies, ingresa al mundo de los atlas, croquis, y variedades de mapas, pues, de aquí en adelante (se espera idealmente desde el año 2) todo el conocimiento referente a esta área será fundamentalmente a apartir de los mapas, con la compañia de libros de apoyo/referencia y literatura viva. Veamos cómo la Srta. Mason nos describe esta progresión en su primer volumen:

«Significado de un mapa. Entonces, nuevamente, la geografía debe aprenderse principalmente de los mapas. Las lecturas pictóricas y las charlas lo introducen en el tema, pero tan pronto como sus lecciones de geografía se vuelven definitivas, deben aprenderse, en primer lugar, del mapa. Este es un principio importante a tener en cuenta. El niño que no obtiene ideas al considerar el mapa, digamos de Italia o de Rusia, no tiene conocimiento de geografía, por muchos datos sobre lugares que pueda producir. Por lo tanto, debe comenzar este estudio aprendiendo el significado de un mapa y cómo usarlo. Debe aprender a trazar un plano de su aula, etc., según la escala, pasar al plano de un campo, considerar cómo hacer el plano de su ciudad, y gradualmente llevarlo de la idea de un plano a la de un mapa; siempre comenzando con la noción de un explorador que encuentra la tierra y la mide, y por medio del sol y las estrellas, es capaz de registrar exactamente dónde está en la superficie de la tierra, este u oeste, norte o sur.»

«Ahora llegará al significado de las líneas de latitud y longitud. Aprenderá cómo se muestran el mar y la tierra en un mapa, cómo se representan los ríos y las montañas; y habiendo aprendido los puntos cardinales y el uso de su brújula, y sabiendo que los mapas siempre se hacen como si el espectador estuviera mirando hacia el norte, podrá decir mucho sobre la situación, la dirección y cosas por el estilo, en días muy tempranos. Las ideas fundamentales de la geografía y el significado de un mapa son temas bien adaptados para formar una atractiva introducción al estudio. Algunos de ellos deberían despertar el delicioso interés que se adhiere en la mente de un niño a lo maravilloso, incomprensible, mientras que las lecciones de mapas deberían conducir a esfuerzos mecánicos igualmente deleitosos. Sólo cuando se le presentan al niño por primera vez en forma de conocimiento rancio y conclusiones anticipadas, los hechos que se enseñan en tales lecciones le parecen secos y repulsivos. Debería hacerse un esfuerzo por tratar el tema con el tipo de interés y frescura compasivos que atraen a los niños a un nuevo estudio.»

Teniendo en cuenta las sugerencias anteriores (y un poco más de investigación) hallamos que las clases formales de geografía se van ampliando, contando entonces con:

  • La parte referente a la geografía física que se sigue desarrollando al aire libre, y/o como complemento de las caminatas de naturaleza en los primeros años. Luego esta parte se confluye con las ciencias formales correspondientes al área de las Ciencias naturales desde el año 4 en adelante, donde el niño profundiza en temas como formas de la tierra (volcanes, por ejemplo), clima etc.
  • Las lecciones propias de la asignatura que sería esa temática de progresión específica del estudio de la geografía del mundo, por ejemplo: ese año en particular están estudiando a profundidad el continente europeo. De acerdo a esta programación se selecciona la literatura, mapas y libros de referencia.
  • También en las escuelas a partir del año 4 se llevó a cabo un ejercicio de 10 minutos a la semana como trabajo con mapas (cartografía, bocetos de mapas o «mapping»).
  • Y, no podríamos descartar lo que podemos nombrar como «geografía actual» que no es más que ubicar y conocer un poco sobre los paises y regiones de las noticias actuales.

Pero, ¿Cómo lucen estas actividades en la práctica? ¿Se hacen todas las actividades al mismo tiempo? o ¿Con qué frecuencia? ¿Desde qué años académicos se incluyen? todas estas preguntas la iremos resolviendo a lo largo de esta entrada.

Revisemos en primer lugar de qué se tratan las lecciones propiamente de la asignatura, que incluyen dos fases: las «preguntas sobre el mapa» y «la lectura del libro de geografía»:

Preguntas sobre el mapa

Esta actividad puede iniciar desde al año 2, incrementando su complejidad a lo largo de los grados académicos. Las preguntas deben responderse antes de que comience la lección. No son una prueba ni un ejercicio de memoria, ya que los estudiantes deben tener el acceso a los mapas o atlas. El propósito es dirigir la atención de los estudiantes a los lugares de interés dentro de la zona geográfica a estudiar. Lo que se quiere es lograr un cierto nivel de familiaridad antes de que comience la lección, es decir, antes de comenzar la lectura correspondiente. Estas preguntas, por supuesto, las formula el maestro (quien, si es necesario, deben ser de su propia invención), y los estudiantes deben responderlas únicamente a partir del mapa. A continuación, algunos ejemplos del libro de la Srta. Mason sobre Europa[1]:

  • ¿Qué océano baña las costas del norte de Europa? ¿Qué mar irrumpe en la tierra? Nombra las islas de este océano y cualquier cabo que haya en él.
  • Nombra los cinco brazos del Atlántico que bañan Europa occidental. ¿Qué rectas conectan el Mar del Norte con el Canal de la Mancha y con el Mar Báltico?
  • ¿Qué islas están incluidas en las “Islas Británicas”? Nombra cualquier otra gran isla europea en el Atlántico

La Srta. Smith [2] en la revista Revisión de los padres de 1903, nos describe cómo podemos abordar este espacio de preguntas sobre mapas y así mismo Household[3]:

«Tomemos, por ejemplo, una lección introductoria sobre el continente africano. Primero, los niños miran el mapa y dan la posición de África con respecto al resto del mundo, los límites, la forma, las características físicas, las divisiones y los principales centros de su población. Luego, el maestro procede a obtener de los niños qué escenario esperarían de su estudio del mapa, encontrar en las diferentes partes, cómo sería el clima, cuáles serían los productos e industrias y cuáles serían sus características…. En todo momento, el gran objetivo del profesor es extraer todo lo posible de los alumnos.» [Aquí está describiendo una clase para niños de 9 a 12 años.]

El método adoptado aquí para reconciliar la visión científica de la geografía con la humanista presentada por el P.N.E.U. es mediante el uso de una serie de mapas de cada país estudiado. El niño hace virtualmente su propio atlas que muestra para cada país: relieve, temperatura, producciones, población, ríos, pueblos, etc. Una gran proporción de estos hechos se ponen en los mapas en blanco en realidad como parte de la narración mientras que las comparaciones “científicas” en cuanto a causa y efecto y otros similares se hacen bajo el título de preguntas de mapas… (Household, 1925, p. 767) [Esta puede ser una actividad para años más avanzados, dónde se analiza la incidencia de la greografía sobre la vida, la economía, la industria con más detalle.]

Charlotte Mason en el prefacio de sus libros de geografía expresa: «Se recomienda encarecidamente que los maestros soliciten a sus clases que respondan por escrito el conjunto de preguntas sobre mapas pertenecientes a cada mapa del condado; y luego a vivâ voce [oralmente], de memoria». Solicitud que asumo se ajusta al grado correspondiente donde el estudiante ya está apto para responder de manera eacrita y el conocimiento de memoria se logra eventualmente con el estudio progresivo, ya sea que se revise en la próxima clase o en temporada de exámenes.

Lectura del libro de geografía

Después de esa corta actividad de preguntas, se procede a la lectura del libro de geografía, que en las escuelas eran los libros de apoyo de su propia autoría (The Ambleside Readers, los que describo con más detalle en la entrada anterior) en complemento con literatura viviente. Para visionar qué tipo de libros podemos buscar y cumplir los objetivos que la Srta. Mason tenía en cuenta en la creación y selección de sus libros, compartiré algunos extractos de sus consideraciones acerca de ellos:

«…Se espera que estos Readers ayuden a formar en los niños el gusto y el deseo por una lectura tan provechosa como los libros de viajes e historia general; y “Eso es algo sobre lo que leerás más tarde”, es una sugerencia del maestro que debería dar frutos en la vida futura de sus alumnos.» Mason, 1883

«En este, como en los números anteriores de esta serie, el autor ha tratado de presentar a los niños imágenes vívidas de las regiones tratadas e ideas familiares sobre la forma de vida de las personas que habitan en esas regiones. Más allá de esto, su objetivo ha sido proporcionar lecciones tan interesantes y atractivas que promuevan en los niños el gusto por la lectura…» Mason, 1884. [Sus series tenían el objetivo de «abrir el apetito» a la literatura viviente]

De acuerdo a estas afirmaciones, los libros de geografía escritos por la Srta. Mason eran descriptivos, breves y traían conectados con estas descripciones formas de vida en relación al clima, la economía, las costumbres e incluso extractos asociados a la historia de esa zona geográfica, invitando al niño a profundizar después con un libro vivo. Actuamente no contamos con estos libros y por temas de actualidad, no serían tan pertinentes para nuestro estudio, pero estoy segura que estos dos objetivos los podemos condensar en la literatura viviente que esté a nuestro alcance. Para esto pueden ser útiles las crónicas de viajes, diarios de viajeros, libros de historia que incluyan ampliamente la zona geográfica, libros sobre la geografía local que incluyan descripciones vivas sobre los lugares y accidentes geográficos. Lo esencial es, cuidarnos de la informacion geográfica, seca y aislada a las formas de vidas, cultura, etc.

La Srta. C. N. Heath[4] en la revista Revisión de los padres de 1903, lo resume bellamente:

«Entonces, podemos preguntarnos ¿cuál debería ser el objetivo y el final de un libro de geografía? Debería ser el darle a los niños ideas vivas conectadas con el mundo que los rodea, permitiéndoles comprender con la ayuda de los libros, el paisaje, las industrias climáticas y los modales y costumbres de tierras distintas a las suyas.»

Al final de la lectura del libro se espera por supuesto la narración y la ubicación de los lugares y otras descripciones en un mapa en blanco.

Trabajo con mapas

A continuación algunas descripciones de los maestros de la PNEU, para tener una idea de cómo usar este tiempo con diferentes enfoques:

«Hay un “ejercicio de diez minutos en el mapa del mundo cada semana”. Esto es más general. Un profesor astuto que pensará en el futuro durante doce meses podría organizar un programa de treinta lecciones breves de geografía “mundial” que cumpliera con todas las expectativas de la teoría moderna en referencia a esto.» Parkin, 1929[5]

Esto nos da completa libertad para hacer de este ejercicio lo que necesitemos de acuerdo a nuestros objetivos personales y acádemicos. Este ejercicio podría requerir de una hoja o mapa en blanco, para rellenar, calcar o hacer de memoria una zona geográfica elegida para el estudio. Durante este tiempo el estudiante se familiariza con los países, ríos, zonas, y cualquier otra característica del mapa en la que se quiera estudiar o profundizar. Puede ser una actividad complementaria a las lecturas y lecciones formales que se estén llevando o puede ser un ejercicio aparte para conocer otras zonas alternas a la del estudio formal.

Otras ideas:

«La última lección fue una práctica rápida de diez minutos en el mapa. Se mostró “América del Sur” y todas las preguntas fueron sobre el famoso Imperio Inca, que por cierto había entrado en la «Historia General» de la mañana… Siguiendo sus propios atlas, los niños encontraron los países que había incluido y sus fronteras; luego los paralelos de latitud y las partes de los otros continentes que se encuentran entre los mismos. De esto y de una consideración de la posición y dirección de los “Andes” dedujeron algunos hechos sobre el clima; en este punto leí de “Polo a Polo” un breve pasaje descriptivo de las características del paisaje. Luego encontraron los cuatro volcanes más altos y dos de las principales ciudades. Luego, después de unos minutos para mirar y memorizar estos lugares, los niños cerraron sus atlas y respondieron preguntas como, “¿Cuáles son los límites de Ecuador?” “¿Qué volcán se encuentra directamente al sur de Quito?” etc. La idea que subyace a esta lección es que debe ser un trabajo oral rápido, para familiarizar a los alumnos con los mapas, y no debe confundirse con las lecciones de Geografía infinitamente más completas y detalladas.» Frost,1915[6]

A partir del año 7, los niños desarrollan la actividad de geografía actual y personalmente considero puede ser punto de partida para hacer trabajo con mapas también.

«Una vez a la semana se da una lección sobre algún lugar interesante del que se habla en los periódicos o que han visitado los padres del niño. El niño aprende dónde está este lugar y cómo se llegaría desde Gran Bretaña [su punto de origen]. Conoce el interés especial que se le atribuye y, con la ayuda de tarjetas postales y buenas descripciones, es capaz de imaginar cómo es. Luego sigue un mapa esquemático que muestra dónde se encuentra, etc.» Smith, 1903

Otros recursos y actividades asociados a la geografía:

«Sugeriría, en conclusión, que se puede hacer mucho uso de las fotografías, o incluso de las postales con imágenes tan fáciles de conseguir hoy en día, para interesar a los niños en sus estudios. Somos pocos los que no tenemos amigos en el extranjero, y pensamos en la alegría adicional de una lección cuando hay nuevas tarjetas que mirar, los lugares que ilustran para buscar en el mapa y la descripción del mismo para leerse en el libro…»Heath, 1903.

«En sexto lugar, bajo el título “Trabajo”, el programa de estudios dice “Modelado de cartón: haz cuatro modelos”. Siempre es posible en la lección de manualidades hacer algo en madera, arcilla, cartón o papel, para ayudar a las lecciones de Geografía. Tengo algunos conmigo: –

(a) Un modelo de cartón para registrar el viento y el clima.

(b) Un modelo de carpintería para mostrar y registrar la altitud del sol.

(c) Un modelo de cartón y plastilina de la esquina sureste de Inglaterra, útil para la Geografía del último trimestre.

(d) Un modelo de cartón y plastilina de Gloucestershire.

(e) Un modelo de yeso de París de Gloucestershire.»

Y de esta manera, la asignatura de geografía tiene más claridad para mí. Entiendo que los mapas y la mayor variedad que pueda tener de ellos es vital para el estudio del mundo. Hoy día no solo cuento con postales, sino con documentales, redes sociales, y la web para abrir las puertas del mundo a mis hijos mientras descubren nuevos lugares. Hemos empezado a leer crónicas de viajes y de verdad que es maravilloso imaginar el lugar a través de los ojos de alguien que lo presenció en persona. Hemos aprendido sobre cocina antigua, sobre ríos, y cultura y nos falta muchísismo más por descubrir.

Por último, me gustaría dejar este cuadro para ayudarte a visionar con más exactitud cómo puedes organizar tus años académicos:

Edades/Grupos AcadémicosLecciones y actividades
Grupo IB: Año 1 Geografía física elemental, familiarización con primeros conceptos formales de geografía.
Literatura viviente sobre otras tierras y países.
Grupo IA: Años 2-3-Geografía física elemental, escalas, planos, mapas.
-Lecciones propias de la asignatura: Preguntas sobre mapas, lectura del libro de geografía y narración, ubicación en mapa en blanco.
Grupo II: Años 4-6-Geografía física elemental al aire libre y en conjunto con las ciencias formales programadas en la asigntura de Ciencias naturales (volcanes, minerales, clima, atmósfera, etc.)
-Lecciones propias de la asignatura: Preguntas sobre mapas, lectura del libro de geografía y narración, ubicación en mapa en blanco.
-Ejercicio semanal de 10 minutos de trabajo con mapas.
Grupo III: Años 7-9 -Geografía física elemental al aire libre y en conjunto con las ciencias formales programadas en la asigntura de Ciencias naturales (volcanes, minerales, clima, atmósfera, etc.)
-Lecciones propias de la asignatura: Preguntas sobre mapas, lectura y narración, ubicación en mapa en blanco. Mapas de memoria.
-Ejercicio de 10 minutos de trabajo con mapas.
-Conocer algo sobre lugares extranjeros que aparecen en los periódicos actuales
Grupo IV-V: Años 10-12 -Geografía física elemental primariamente de las ciencias formales programadas en la asigntura de Ciencias naturales (volcanes, minerales, clima, atmósfera, etc.)
-Lecciones propias de la asignatura: Preguntas sobre mapas, lectura y narración, mapas de memoria.
-Ejercicio de 10 minutos de trabajo con mapas.
-Conocer algo sobre lugares extranjeros que aparecen en los periódicos actuales
-Algún recuento de la geología local, dibujando secciones y su fisiografía, con diagramas.
Para secuencia de temas de estudios propios de la asignatura, mirar entrada anterior. AQUI.

Espero sea de mucha utilidad esta entrada, recuerda que en la sección de Recursos estoy poco a poco agregando literatura viviente por cada asignatura, puedes revisar la sección de geografía para ver algunas recomendaciones. ¡Nos vemos pronto!

Referencias:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s