CONOCIMIENTO DE DIOS/ BIBLIA Y RELIGIÓN

En el área del conocimiento de Dios las sugerencias de la Srta. Mason apuntan a vivir en familia una vida intencional para Dios. Sus recomendaciones no solo se limitaron a la lectura de la Biblia como parte del programa de estudios, sino también, al desarrollo de hábitos relacionados a la vida cristiana.

Para la planificación de esta área dentro de tu plan de estudios, encontrarás en esta sección información sobre los HÁBITOS E IDEAS DE LA VIDA RELIGIOSA, información sobre el PLAN DE LECTURA DE LA BIBLIA según el grupo académico correspondiente. (AQUÍ Para ver de que se tratan los grupos acádemicos ) y por último las asignaciones complementarias referentes a la memorización de pasajes bíblicos y otras lecturas. Al final comparto una lista de sugerencias de libros en español que pueden usarse con el programa de estudios.

Hábitos e Ideas de la Vida Religiosa

Los primeros impulsos de hábitos de pensamiento que reciben los niños provienen de sus padres… La introducción de las primeras ideas que atraerán el alma del niño hacia Dios es el deber principal y más importante que tienen los padres. Si un hombre es culpable de algún tipo de pecado de incredulidad, ¿Son sus padres totalmente inocentes?

Charlotte Mason, Volumen 2, pág. 54

Dentro de los “hábitos de la Vida Religiosa” que la Señorita Mason menciona en su Volumen 3, Educación Escolar, encontramos:

Hábito de Pensar en Dios:Nos inclinamos a pensar que un niño es un poco precoz cuando hace preguntas y tiene ideas sobre cosas divinas, y hacemos todo lo posible para desviarlo. Lo que necesita es ser guiado hacia un pensamiento verdadero y feliz; cada día debería tener “nuevos pensamientos de Dios, nuevas esperanzas del cielo”. Los niños entienden las cosas divinas mejor que nosotros, porque sus ideas no han sido moldeadas según un estándar convencional

Actitudes de reverencia:Se debería enseñar a los niños a tomarse el tiempo de ser reverentes en dar gracias antes de las comidas, en las oraciones familiares, en sus propias oraciones, en la iglesia...”

Devocionales regulares (oraciones familiares y personal)

Lectura de la Biblia: “El hábito de escuchar, y más tarde de leer la Biblia, se establece a una edad temprana… Podemos creer que la enseñanza narrativa de las Escrituras son de mucha utilidad para los niños, más que los estimulantes textos morales y espirituales seleccionados en pequeños libros devocionales. Un niño lo suficientemente mayor puede disfrutar leyendo por sí mismo el Evangelio de San Marcos, poco a poco, por ejemplo, en un pequeño libro, como parte de las devociones de su mañana.

Hábito de Alabanza y adoracion (himnos y salmos): “Quizás no le damos suficiente importancia al hábito de la alabanza en la devoción de nuestros hijos. La alabanza y la acción de gracias provienen libremente del corazón joven; La alegría es natural y santa, y la música es una delicia. El canto de himnos en casa y en la iglesia deberían ser un deleite especial; y el hábito del canto suave y reverente, de ofrecer lo mejor en alabanza, debe formarse cuidadosamente. Los himnos con una historia, como: “Un pequeño barco estaba en el mar”, son quizás los mejores para los niños pequeños. Los niños deben ser entrenados en los hábitos de atención y devoción real durante los servicios cortos o partes de los servicios”

El hábito de guardar el domingo.

La srta. Mason también menciona la importancia de brindar a los niños las “ideas” correctas acerca de Dios. Vale la pena leer esta sección donde lo explica:

Ideas inspiradoras de la vida religiosa. La parte más importante de nuestro tema queda por considerar las ideas inspiradoras que proponemos dar a los niños en las cosas de la vida divina. Este es un asunto que estamos un poco propensos a dejar al azar; pero cuando consideramos el poder vitalizador de una idea, y cómo una sola gran idea cambia la corriente de una vida, nos toca considerar con mucho cuidado qué ideas de las cosas de Dios podemos ofrecer mejor a los niños, y cómo pueden ser más atractivo presentarlo. Es un hecho muy triste que muchos niños tengan sus primeras ideas de Dios en la guardería, y que estas sean de un Ser vigilante de sus transgresiones, siempre listo para castigar. Es difícil estimar la alienación que estas primeras ideas del divino Padre pusieron en los corazones de sus pequeños hijos. Otro peligro es, no sea que las cosas de la vida divina se vuelvan demasiado familiares y trilladas, que el nombre de nuestro bendito Señor se use sin reverencia; y que los niños tengan la noción de que el Señor Dios existe para sus usos, y no ellos, para su servicio.

Algunas de las ideas que la Señorita Mason menciona después de su explicación son: La Paternidad de Dios, El Reinado de Cristo, Cristo como nuestro Salvador, y La morada del Espíritu Santo, esta lista sin duda, la podemos ampliar y trabajar según nuestra cultura familiar y fe.

Plan de Lectura de la Biblia

¿Qué clase de estrategias debemos preparar para acercar a los niños hacia el Dios que necesitan, el Salvador en el que todo es ayuda, el Rey que proporciona todas las delicias, quien nos pide adoración y lealtad? Todas nuestras palabras y pensamientos son pobres e insuficientes, pero tenemos un tesoro de palabras divinas que leen y conocen con placer satisfactorio y que relatan con belleza y aptitud únicas. Charlotte Mason, Volumen 6, pág. 64

La señorita Mason sugirió que todos los niños entre las edades de seis y nueve años deberían obtener un conocimiento considerable del texto de la Biblia. A los nueve deberían haber leído las porciones narrativas simples (y adecuadas) del Antiguo Testamento y, digamos, dos de los evangelios. En su primer volumen explica:

Método de lecciones bíblicas. El método de tales lecciones es muy simple. Lea en voz alta a los niños algunos versículos que cubran, si es posible, un episodio. Lea con reverencia, cuidado y con expresión justa. Luego pida a los niños que narren lo que hayan escuchado lo más cerca posible en las palabras de la Biblia. Es curioso cuán fácilmente captan el ritmo del idioma majestuoso y sencillo de la Biblia. Luego, habla sobre la narrativa con ellos a la luz de la investigación y la crítica. Deje que la enseñanza, moral y espiritual, llegue a ellos sin mucha aplicación personal. 

Recitaciones bíblicas. El aprendizaje de memoria de los pasajes bíblicos debe comenzar cuando los niños son bastante pequeños, seis o siete. Es una delicia tener la memoria almacenada con pasajes hermosos, reconfortantes e inspiradores, y no podemos decir cuándo y cómo esta clase de semilla puede brotar, crecer y dar fruto; pero el aprendizaje de la parábola del hijo pródigo, por ejemplo, no debe imponerse a los niños como una carga. Toda la parábola debería ser leída para resaltar su belleza y ternura; y luego, día a día, el maestro debe recitar un breve pasaje, tal vez dos o tres versículos, diciéndolo unas tres o cuatro veces hasta que los niños piensen que lo saben. Entonces, pero no antes, déjelos recitar el pasaje. Al día siguiente, los niños recitarán lo que ya han aprendido, y así sucesivamente, hasta que puedan decir toda la parábola.

En cuanto al plan de lectura, en su Volumen 6 encontramos que: los niños de 6 a 12 aprenden las historias mas sencillas del Antiguo Testamento y la historia del Evangelio contados por los primeros tres evangelistas, pero después de los 12 años toman el Antiguo Testamento con más detalle, así mismo el Evangelio de San Juan y los Hechos. Más tarde, los Profetas y las Epístolas se toman con mayor detalle. A los niños pequeños que no pueden leer con fluidez se les lee la Biblia, pero después de los ocho años generalmente pueden leer por sí mismos. Con los niños más grandes de edades entre 13 y 15 años, ya leen por sí mismos el Antiguo Testamento, cada periodo es ilustrado con literatura relacionada, acompañadas de algunas explicaciones históricas y comentarios bíblicos necesarios. Los últimos años de entre 15 a 18, continuan la misma metodología de narración después de una lectura única con el acompañamiento de un comentario bíblico de su elección.

Quiero compartirte a continuación los planes de lecturas y asignaciones que se utilizaban en las escuelas de la Señorita Mason y que se encuentran originalmente en los siguientes enlances: aunque elcontenido se encuentra en inglés, es fácil identificar por el año académico correpondiente los pasajes bíblico ofrecidos.

  1. http://web.archive.org/web/20090413041125/http://www.charlottesdaughters.org/stories/
  2. En la página de Ambleside Online puedes econtrar otras opciones, para planes de lectura. http://amblesideonline.org/Biblesch.shtml

Como última anotación, y con seguridad, la pregunta acerca de que versión de la biblia usar con los niños es muy probable. Por eso quiero compartir una palabras de las fundadoras de Ambleside Online Lynn Bruce al respecto: (original en inglés)

“Primero, comprenda que la respuesta, en lo que respecta al tema en cuestión, no es una cuestión de controversias textuales o debates sobre manuscritos. Las decisiones sobre qué versión a) es la traducción más correcta o b) ayudarán más fácilmente a su hijo a comprender la verdad de la Palabra de Dios, deben abordarse individualmente, intelectualmente y en oración.

Sin embargo, en la búsqueda de una educación literaria, hay un tercer problema: ¿una versión aumentará las habilidades de pensamiento de nuestros hijos y elevará su capacidad de comprender obras de literatura clásica, mejor que otra versión?”

En su explicación ella propone un argumento netamente aplicable al idioma inglés, pero su conclusión definitivamente provee una luz para nosotros en el idioma español. Y es, que es mucho mejor si desde edades tempranas entrenamos la mente y la capacidad de nuestros hijos al lenguaje tradicional de las escrituras, que sin duda es un lenguaje más rico literariamente hablando y mas acorde al tipo de literatura que iran leyendo en todo su programa académico.

Otras Asignaciones: Lecturas Libres, Devocionales, Himnarios y libros de Oraciones.

Es importante siempre recalcar que todas estos requerimientos son personalizables siempre y cuando se respeten los principios generales del Método. Por ejemplo, los libros deben ser libros vivos, ricos literariamente y que permitan al niño producir una narración. El plan de lectura de la biblia también puede ser personal, o de acuerdo al programa de la iglesia en la que asistes.

En cuanto a la memorización de versos por ejemplo, nosotros lo hacemos no de acuerdo al plan de lectura sino a nuestro estudio personal de catecismo y doctrina. Muchas veces aprender los himnos toman más tiempo del que esperamos. Todas estas modificiaciones son válidas siempre que tengamos claro el principio por el cual lo hacemos.

Aparte del plan de lectura bíblico, las escuelas de Charlotte Mason tenían lecturas adicionales sobre la historia de la iglesia, libros sobre himnos, oraciones, y personas o “héroes” cristianos que vivían en otras tierras.

Año 1

Memorización

  • 3 Salmos
  • 6 Himnos o Villancicos, especialmente acorde al periodo histórico.

Año 2 – 3

Memorización

  • 1 Salmo
  • 3 porciones de apróx. 6 versos de pasajes leídos.
  • 6 Himnos o Villancicos, especialmente acorde al periodo histórico.

Año 4-6

Memorización

  • 1 Salmo
  • 3 porciones de apróx. 12 versos de pasajes leídos.
  • 6 Himnos o Villancicos, especialmente acorde al periodo histórico.

Año 7-9

Memorización

  • 3 Salmos
  • 3 porciones de apróx. 20 versos de pasajes leídos.
  • 6 Himnos o Villancicos, especialmente acorde al periodo histórico.
  • Incluir lecturas Devocionales personales.

Año 10-12

Memorización

  • 3 Salmos
  • 6 Himnos o Villancicos, especialmente acorde al periodo histórico.
  • Incluir lecturas Devocionales personales

Sugerencias de Material para las lecturas:

Quisiera decir que he leído la totalidad de las sugerencias, sin embargo, algunas hacen parte de una recopilación de diferentes programas y un trabajo de investigación de mi parte en la búsqueda de recursos en español que puedan ajustarse a los requerimientos anteriores. Es por eso, la importancia de pre-leer el material antes de presentarlo o bien puedes hacer una revisión de su contenido y opiniones de otros lectores en la web.

Como puedes usar los recuros: 1. Si deseas utilizarlos como parte oficial de tu programa, recomiendo escoger una o dos biografias por año académico, idealmente a partir del Año 3. Recuerda expandir la lectura de los libros a lo largo del periodo académico. Teniendo en cuenta que el año acádemico está compuesto por 3 trimestres de 12 semanas cada uno, cada capítulo o porción debe ser repartido dentro de esas 12 semanas hasta finalizar la lectura completa del libro en este trimestre; si es muy largo, continua en las siguientes semanas del próximo trimestre y si es muy corto naturalmente se terminará su lectura antes de finalizar los tres meses. 2. O bien, puedes incluir estas biografías como lecturas libres (no requieren narración) o lecturas familiares.

En los años superiores, los libros correpondientes a la lectura devocional deberían abordarse diariamente, expandidos de igual forma durante todo el trimestre.

Biografías de personajes importantes de la Fe

(misioneros, mártires, escritores, líderes sociales, ect.)

Esta selección esta practicamente disponible en cualquier librería cristiana de latinoamérica, y páginas oficiales de la organización Misionera JUCUM o por sus siglas en inglés YWAM. A partir de los siete años, escogiendo desde las biografías con temáticas mas sencillas en adelante. A partir de de los 10 años la editora recomienda la lectura de cualquiera de ellos. Una recomendación válida es leerlos teniendo en cuenta los periodos históricos del año académico.

  1. HEROES CRISTIANOS DE AYER Y DE HOY, VIDAS CON LEGADO Y VALENTIA
  • Odisea en Birmania – La vida de Adoniram Judson
  • La intrepida rescatadora – La vida de Amy Carmichael
  • C.S. Lewis: Autor de las Cronicas de Narnia
  • Cameron Townsend: Buenas nuevas en todas las lenguas
  • Persecucion en Holanda – La vida de Corrie ten Boom
  • Corazon pionero – La vida de David Livingstone
  • Eric Liddell: Algo más preciado que el oro
  • Padre de huérfanos – La vida de George Muller
  • Gladys Aylward: La aventura de una vida
  • Peripecia en la China – La vida de Hudson Taylor
  • La tenacidad de una mujer – La vida de Ida Scudder
  • Emboscada en Ecuador – La vida de Jim Elliot
  • De esclavista a abolicionista – La vida de John Newton
  • El mundo era su parroquia – La vida de John Wesley
  • Valentia en el Nilo – La vida de Lillian Trasher
  • Desafio para valientes – La vida de Loren Cunningham
  • La audaz aventura – La vida de Mary Slessor
  • Peligro en la selva – La vida de Nate Saint
  • Un aventurero ilustrado – La vida de William Carey
  • La heroína voladora – La vida de Betty Greene
  • Victoria sobre la venganza – La vida de Jacob DeShazer
  • Dietrich Bonhoeffer: En medio de la maldad
  • El agente secreto de Dios: La vida del Hermano Andrés
  • Esperanza del los Andes: La vida de Klaus-Dieter John
  • Hazañas en el hielo: La vida de Wilfred Grenfell
  • Perseverancia y Sacrificio: La vida de Lottie Moon
  • Defensora de los desamparados: La vida de Elizabeth Fry
  • Somos Una Familia: La vida de Charles Mulli
  • Precursor Incansable: la vida del conde Zinzendorf
  • Jamás Derrotado: La vida de William Booth
  • El amor que vence – La vida de Richard Wurmbrand
  • De esclavo a cientifico – La vida de George Washington Carver
  • Libertad y justicia para todos – La vida de William Penn
  • Huída hacía la libertad – La vida de Harriet Tubman
  • El empresario de los pobres – La vida de David Bussau
  • Imbatible – La vida de Louis Zamperini
  • Vencer lo imposible – La vida de Ben Carson
  • Triunfo de la justicia – La vida de William Wilberforce
  • Travesias de los Ingalls – La vida de Laura Ingalls Wilder
  • Más que chocolate – La vida de Milton Hershey
  • El precio de la libertad – La vida de William Bradford

2. AVENTURAS INTERNACIONALES (12 años en adelante)

  • Aventuras Internacionales: La gente del río
  • Aventuras Internacionales: Bruchko
  • Aventuras Internacionales: Desde rincones lejanos
  • Aventuras Internacionales:En busqueda del origen
  • Aventuras Internacionales: La historia de casas de esperanza
  • Aventuras Internacionales: Preso en Iran

Lecturas Libres (no requiere narración )Para Años Académicos 1-6 (Edades entre 6 a 11 años)

La mayoria del material esta disponible fuera de los Estados Unidos, solo hay unas pocas excepciones, y otras pueden obtenerse en formato digital

  • Libros Arco Historias Bíblicas en Rima (También para niños pequeños)
  • La Gran Idea de Dios por Trillia Newbel
  • El Rey Prometido por Alinson Mitchel
  • El Escudero y el Pergamino por Jennie Bishop.
  • La princesa y el beso por Jennie Bishop.
  • La más extraordinaria Historia jamás contada por Sugel Michelen
  • En busca del Consuelo. La historia del Catecismo de Heidelberg. y La gloria de la gracia: La historia de los cánones de Dort por William Boeskesten. (Literatura reformada)
  • Fidelidad bajo Fuego – la historia de Guido de Bres . William Boeskesten. (Literatura reformada)
  • Mary Jones y su Biblia por M.E.R

Devocionales para Años Académicos 7 a 12 (12 años en adelante)

  • La Búsqueda de Dios. A. W Tozer
  • En Pos de la Santidad. Jerry Bridges.
  • Mero Cristianismo C. S. Lewis
  • El Conocimiento del Dios Santo. J. Packer
  • Los Atributos de Dios. A. Pink
  • La santida de Dios. R.C. Sproul.
  • El Costo del discipulado. Dietrich Bonhoeffer
  • Otros autores recomendados: Charles Spurgeon, John Piper, John Macarthur, Francis Schaeffer, Nancy Guthrie, Jen Wilkin, Benjamin Warfield, Edward Clowney.
  • Himnario Celebremos Su Gloria 
  • El valle de la visión. Antología de oraciones y devociones puritanas. 
  • Ante el Trono de la Gracia. Un libro de Oraciones. John Macarthur

Con esta recopilación, es posible preparar tu plan anual para la materia de Biblia y Religión, si crees tener más sugerencias relacionadas a libros vivos para esta área, comentarios bíblicos, o planes de lectura, puedes contactarme a mi correo electrónico m-elena-ortiz@hotmail.com


“Pero es singular que tan pocos educadores reconozcan que la Biblia no es un solo libro, sino una literatura clásica de maravillosa belleza e interés; que, aparte de sus sanciones divinas y su enseñanza religiosa, y de todo lo que entendemos por “Revelación”, la Biblia, como un mero instrumento de educación, es, como mínimo, tan valiosa como los clásicos de Grecia o Roma. Aquí está la poesía, cuyo ritmo alivia incluso al cerebro más hastiado. Aquí está la historia, basada en líneas tan amplias y claras, tal trato de justicia lenta y segura y equitativa a las naciones, tales historias de pecados nacionales y arrepentimientos nacionales, que el estudiante se da cuenta, como ninguna otra historia, de la solidaridad de la raza, la hermandad y, si podemos llamarlo así, la individualidad de las naciones. Aquí está la filosofía que, de todas las filosofías que se han propuesto, es adecuada solo para la interpretación de la vida humana. Aquí no decimos una palabra de lo que es la razón de ser de la Biblia, su enseñanza de la religión, su revelación de Dios al hombre; pero para instar solo un punto más, todas las literaturas juntas del mundo fallan por completo en darnos un sistema de ética, en precepto y ejemplo, motivo y sanción, completo como aquello a lo que hemos nacido como nuestra herencia común en el Biblia.” Charlotte Mason Vol 2, Pág.104