CONOCIMIENTO DEL UNIVERSO

Un espíritu científico

Charlotte Mason, Volumen 2, Padres e Hijos, pág. 128:

“Las verdades científicas, dijo Descartes, son batallas ganadas; describa a los jóvenes la principal y más heróica de estas batallas; apunte su interés en los resultados de la ciencia, y desarrollarán en ellos un espíritu científico a través del entusiasmo por la conquista de la verdad; les harán ver el poder del razonamiento que ha llevado a descubrimientos en el pasado, y que se pueden hacer de nuevo en el futuro. Qué interesante sería la aritmética y la geometría si tuviéramos una breve historia de sus principales teoremas; si el niño estuviera mentalmente presente en los trabajos de Pitágoras, Platón, Euclides o en los tiempos modernos de un Viète, un Descartes, un Pascal o un Leibnitz. Las grandes teorías, en lugar de ser abstracciones anónimas y sin vida, se convertirían en verdades humanas y vivientes, cada una con su propia historia, como una estatua de Miguel Ángel o una pintura de Rafael “.